icon

FSB, Servicio Federal de Seguridad de la Federación de Rusia (en ruso, Federálnaya sluzhba bezopásnosti Rossíyskoi Federátsii) es el principal servicio de seguridad nacional de Rusia, y depende exclusivamente del Presidente de Rusia. Entre las funciones del FSB se encuentran la contrainteligencia y espionaje, seguridad interna y de fronteras, medidas antiterroristas y vigilancia. El FSB es sucesora del Comité para la Seguridad del Estado (KGB) de época soviética, y en que la que se desempeñó Vladímir Putin.

Los empleados del FSB, Alexey Alexandrov, Ivan Osipov y Vladimir Panyaev estuvieron involucrados en el envenenamiento del político opositor ruso Alexei Navalny, según "Bellingcat".

icon

El Tribunal Especial de las Naciones Unidas para el Líbano (STL) condenó a Salim Ayache, un miembro de Hezbollah de 57 años, a cadena perpetua por participar en el asesinato en 2005 del ex primer ministro libanés Rafik Hariri. Pero Ayache fue juzgado en ausencia: sigue prófugo y Hassan Nasrallah, secretario general de Hezbollah, se ha negado a entregarlo, junto con otros 3 acusados ​​que fueron absueltos. "El señor Ayache participó en un acto de terrorismo que provocó una masacre", dijo el juez David Re al TSL, con sede en Leidschendam (Holanda). Su papel fue "decisivo en el éxito del ataque", añadió. “La gravedad de los delitos es tal que exigen la pena máxima. Los delitos son de tal gravedad que muy pocas circunstancias pueden considerarse atenuantes que puedan reducir la pena correspondiente”, continuó David Re. En la Argentina una pregunta: ¿Hubiese sido un procedimiento aceptable en el caso del atentado contra la AMIA?

Saad Hariri es un empresario y político libanés, desde el 22/10/ 2020 es el 1er. Ministro de Líbano, cargo que ya ocupó en otras 2 ocasiones, la última de diciembre de 2016 hasta enero de 2020 cuando dimitió por las protestas ciudadanas iniciadas en octubre de 2019. Es hijo del asesinado Rafik Hariri y la iraquí Nidal Bustani. Es líder del partido Movimiento del Futuro desde 2005. Se le considera alineado con Arabia Saudita, Francia y USA.

icon

Ronen Bergman, autor de un libro sobre asesinatos israelíes, 'Rise and Kill First', ha estimado que el Mossad y otras agencias de seguridad israelíes han asesinado al menos a 2.700 personas en todo el mundo, una cifra que el gobierno de Tel Aviv no ha negado. En ese caso, Mohsen Fakhrizadeh sería el asesinado 2.701.

Durante el sepelio del científico Mohsen Fakhrizadeh, el ministro de Defensa, Amir Hatamí, aseguró que Irán, tal y como ha ordenado el líder supremo, Alí Jameneí, perseguirá a los autores del asesinato de Fajrizadeh. En la ceremonia también participaron el general Esmail Qaani, jefe de las Fuerzas Qods -unidad de élite de los Guardianes de la Revolución, ejército ideológico del régimen-, y el vicepresidente Ali Akbar Saléhi, jefe de la Organización Iraní de Energía Atómica. También asistió el general de división Hosein Salami, comandante en jefe de los Guardianes de la Revolución.

icon

Ataque cerca de la antigua sede parisina de la revista Charlie Hebdo, donde una vez ocurrió un ataque terrorista.: unos dicen 2 y otros 4 personas apuñaladas. Fue detenido el agresor. También se encontró un paquete sospechoso en el lugar.

Traslado de uno de los acuchillados en París, Francia.

icon

Según una investigación de Buzzfeed, algunas de las instituciones financieras más grandes del mundo permitieron a delincuentes lavar dinero y se beneficiaron de ello. Los documentos se conocen como 'informes de actividades sospechosas (SAR), que se envían a las autoridades estadounidenses cuando los empleados del banco notan transacciones sospechosas en dólares y se acumulan en la Red de Investigación de Delitos Financieros de USA (sus siglas son FinCEN). Sin embargo, los reguladores a menudo toleran la situación y, en ocasiones, los bancos continúan moviendo efectivo ilícito. Los informes se mantienen en secreto y no se pueden obtener ni siquiera mediante solicitudes de la Ley de Libertad de Información, en una discrecionalidad espantosa. 

A pesar de los amplios poderes de los bancos para investigar a los titulares de cuentas, la investigación de FinCEN Files revela que las principales instituciones financieras a menudo no realizan los controles más básicos de sus clientes, como verificar dónde se encuentra una empresa cuando alguien abre una nueva cuenta. Paul Pelletier, un ex abogado del Departamento de Justicia que una vez dirigió la unidad de fraude de la agencia, dijo: “No se puede presentar un SAR tras otro sin antes violar las leyes de lavado de dinero”. Los lapsos permiten a los grupos criminales esconderse detrás de corporaciones fantasma, registradas sin detalles de identificación sobre su propiedad, y deslizar el producto de sus delitos al sistema financiero global.

icon

El presidente francés Emmanuel Macron presentó en Líbano 2 opciones, antes de regresar a París: o implementan reformas, y la ayuda internacional vital fluirá en abundancia, o las puertas a la asistencia se cerrarán de golpe, y el liderazgo político puede ser blanco de sanciones. Ahora, que elijan.

Emmanuel Macron en Beirut.