icon

La demanda de dosis supera ampliamente la disponibilidad. Los proveedores de vacunas y los centros de vacunación luchan por predecir cuántas dosis llegarán y esta semana debieron advertir a las personas que no asistan.

El presidente de Estados Unidos, de 78 años, recibió el 21 de diciembre la primera dosis de Pfizer y el 11 de enero la segunda.