icon

No todo se trata de evitar rebrotes de COVID-19. También peligra el resurgimiento de otras enfermedades previamente erradicadas, como el sarampión o la meningitis. Preocupa el futuro próximo y se pide respetar el calendario de vacunación.

El calendario de vacunación tiene el objetivo de evitar brotes de enfermedades como meningitis, tos convulsa, sarampión y varicela.

icon

Los programas de vacunación son indispensables. La disminución de los niveles de inmunización permite la propagación de enfermedades altamente infecciosas a medida que la OMS intensifica sus esfuerzos para cerrar las brechas en los programas de vacunación. Nuevas estadísticas: el sarampión aumentó en todo el mundo en 2019 para alcanzar la mayor cantidad de casos reportados en 23 años, según un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en USA, que culpó a la caída de las tasas de vacunación para el resurgimiento de la enfermedad altamente infecciosa y en ocasiones mortal.

“El sarampión es totalmente prevenible; en una época en la que tenemos una vacuna potente, segura y sustentable, nadie debería estar muriendo todavía de esta enfermedad. Covid-19 ha provocado una disminución peligrosa de la cobertura, lo que ha aumentado el riesgo de brotes de sarampión. Los países deben priorizar urgentemente la inmunización de recuperación contra el sarampión a través de servicios de rutina para mitigar el riesgo de brotes y garantizar que ningún niño se quede sin esta vacuna que salva vidas", explicó la OMS.