icon

Una investigación de la revista científica analizó 19 mil estudios con casi 48 mil personas y definió la prevalencia de los efectos a largo plazo del coronavirus. Todavía no existe un diagnóstico para esta condición pero se recomiendan técnicas de rehabilitación.

Entre los pacientes que habían sido hospitalizados, el 76% informó al menos un síntoma seis meses después, principalmente fatiga, debilidad muscular e insomnio.

icon

La enfermedad es conocida por tener un comienzo muy silencioso. Por eso se recomienda estar atento a las señales y realizarse tomografías si existen factores de riesgo como fumar activa o pasivamente, haber estado expuesto a químicos o por predisposición genética.

El cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer tanto en hombres como en mujeres.

icon

Cuando la carga viral en los pulmones de ratones infectados disminuía, se incrementaba en sus cabezas, dando inicio a un cuadro grave de la enfermedad y provocando la muerte. Aún no se sabe qué tipo de secuelas provocará la invasión del patógeno al sistema nervioso central.

En una nueva investigación, los ratones enfermos desarrollaron enfermedades graves por infecciones cerebrales, incluso después de que el virus ya había salido de sus pulmones.

icon

En Salta advirtieron la presencia de "coronadengue" y "coronasalmonella". En todos los casos, la persona puede sufrir de diarrea, dolor de cabeza, fiebre, dolor corporal y vómitos.

Siete personas se contagiaron salmonella y coronavirus a la vez. En paralelo, dos personas contrajeron COVID-19 y dengue.

icon

Una investigación europea realizada a más de 2.500 pacientes con COVID-19 arrojó más luz sobre la anosmia como síntoma de la infección. Los resultados se publicaron en el Journal of Internal Medicine.

La investigación concluyó que los pacientes más jóvenes son más propensos a sufrir anosmia, en comparación a los adultos mayores.

icon

Todas las personas afectadas se recuperaron fácilmente, aunque la compañía pidió que los alérgicos se abstengan de vacunarse. En Argentina ya se presentó la documentación pero todavía no fue autorizada.

La anafilaxia es una reacción alérgica que ocurre minutos después de la exposición a un agente alérgeno. Puede ocasionar erupción cutánea, náuseas, vómitos, dificultad para respirar y hasta shock. Si no se trata de inmediato, puede ser mortal.

icon

La BCG es parte del calendario de vacunación en Argentina y preserva la vida de millones de niños y niñas. Además es un fármaco preventivo de infecciones respiratorias virales. 

La vacuna contra la tuberculosis (BCG) se aplica en Argentina a recién nacidos en una única dosis, principalmente para prevenir formas graves de la enfermedad, que puede devenir en osteomielitis o meningitis.

icon

A medida que transcurre la pandemia, nuevos hallazgos explican el impacto de la enfermedad. En este caso, un estudio demostró la aparición de un signo mental causado por el virus en adultos mayores.

De 817 adultos mayores con coronavirus, el 28% fue diagnosticado con delirio tras cursar la fase aguda de la enfermedad.

icon

Todavía no hay definiciones exactas que marquen criterios fácilmente identificables debido a que la enfermedad es nueva. Además, las pruebas más comunes de SARS-CoV-2 tampoco distinguen ambas situaciones.

La definición de coronavirus persistente aún está en construcción, pero a grandes rasgos es la fluctuación de síntomas que no disminuyen con el tiempo. Por su parte las secuelas más frecuentes son: fatiga, tos y falta de aire.

icon

Una investigación reciente añade más luz acerca de cómo responde el sistema inmunológico ante el SARS-CoV-2. La clave está en la gravedad de los síntomas. 

Para saber si el organismo de una persona es inmune a una enfermedad debe analizarse la presencia de anticuerpos específicos, en este caso de COVID-19. Pero desde el inicio de la pandemia la evidencia ha sido contradictoria en este punto y todavía no se logró establecer el tiempo que dura la protección después de la recuperación.

icon

Un estudio de la Universidad Nacional de Singapur analizó la relación entre las medidas de confinamiento dispuestas por gobiernos de tres países y la prevalencia de la enfermedad causada por mosquitos. 

El 40% de la población mundial vive en áreas de riesgo por dengue y cerca de 400 millones de personas contraen la enfermedad al año. De ellas, 22 mil mueren al año al devenir en cuadros graves.

icon

El síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico está incluido en la definición de coronavirus a nivel nacional. En la capital de Córdoba se registraron tres casos de infantes que comenzaron con un proceso inflamatorio posterior a la cura del SARS-CoV-2.

El síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico es la principal causa global de internación en cuidados intensivos de niños y niñas en relación con la COVID-19.

icon

Los hallazgos de la investigación los publicó el portal MedRxiv y los divulgó  The New York Times. La clave es el comportamiento del sistema inmune que puede reaccionar en contra del propio cuerpo en vez de atacar al virus. 

El estudio colabora en el entendimiento de cuadros severos de coronavirus y de síntomas que se mantienen después de atravesar la enfermedad, como fatiga, dolor muscular, tos, entre otros.

icon

Ambas afecciones comparten síntomas, aunque en la mayoría de los casos hay formas de advertir si se trata de uno u otro. 

Muchas personas nunca habían tenido alergias y otras presentan síntomas antes o después de lo esperado. Entre otras causas, se debe a que el cambio climático está generando que haya cada vez más desencadenantes estacionales en diferentes momentos.

icon

Algunos pacientes pueden seguir padeciendo la pérdida de olfato a pesar de haber sobrepasado la enfermedad. Este síntoma puede afectar en gran manera la calidad de vida porque obstaculiza la relación del propio cuerpo con el entorno. 

La pérdida de olfato es un síntoma que afecta al 40-80% de las personas con coronavirus.