icon

El presidente electo de USA, Joe Biden, está pidiendo un plan de ayuda antiCovid-19 de US$ 1,9 billón para ayudar a los estadounidenses a sobrellevar el impacto económico de la pandemia y destinar más dinero a las pruebas y la distribución de vacunas. En su discurso del jueves 14/01, él describió sus prioridades relacionadas con la pandemia durante los primeros días de su administración, presionando al Congreso, a menudo dividido, para una acción urgente y unificada. Su plan exige una ronda de pagos directos de US$ 1.400 por persona para la mayoría de los hogares, un suplemento de seguro de desempleo de US$ 400 a la semana hasta septiembre, licencia pagada ampliada y aumentos en el crédito tributario por hijos. La ayuda para los hogares representa aproximadamente la mitad del costo del plan, y gran parte del resto se destina a la distribución de vacunas y a los gobiernos estatales y locales. "Tenemos que actuar y tenemos que actuar ahora", dijo Biden.

Joe Biden necesita salir del fantasma de la recesión y así garantizarse un primer año más calmo en la economía ante enormes desafíos en otros temas de la agenda estadounidense.