icon

El rumor indica que Donald Trump podría crear un multimedios, que incluya una red social propia. Sin embargo, por ahora sólo se conoce que le esperan tiempos judiciales y políticos difíciles. Quien siembra vientos, cosecha tempestades, afirma la sabiduría popular. Pero, también es cierto, todo es volátil en las preferencias de la gente, y un ogro hoy puede ser una esperanza mañana, si a Joe Biden le va mal.

Mar-a-Lago es un inmueble patrimonial, declarado Hito Histórico Nacional, ubicado en Palm Beach, Florida, USA. Fue construido entre 1924 y 1927 por la heredera y 'socialité' Marjorie Merriweather Post, quien imaginó la residencia como un futuro lugar de descanso invernal para los presidentes de Estados Unidos y otros dignatarios extranjeros. Después de su muerte, en 1973, fue legada a la nación. Sin embargo, los sucesivos presidentes declinaron usar la mansión, y en 1985 fue comprada por Donald Trump. El complejo tiene 126 habitaciones y 10.000 m2​ que incluye el Mar-a-Lago Club, club exclusivo con habitaciones de invitados y un spa, entre otras comodidades. La familia Trump mantiene su vivienda privada en un área cerrada de la casa y los jardines. Será el nuevo domicilio permanente de Trump.

icon

Por un lado, festeja Donald Trump, quien busca su reelección: La economía estadounidense agregó 1,4 millón de puestos de trabajo en agosto, lo que provocó que la tasa de desempleo estuviera por debajo del 10% por primera vez desde que comenzó la pandemia, un rayo de buenas noticias a medida que la pandemia continúa su marcha por todo el país. Pero la letra chica obliga a revisar la noticia: El aumento de puestos de trabajo se debió a la contratación en el gobierno, en particular a los trabajadores temporales del censo, que representaron 238.000 nuevos puestos de trabajo, más de uno de cada seis puestos de trabajo agregados en general.

El número de trabajadores que buscan y reciben solicitudes de desempleo también se mantiene elevado en niveles históricamente altos, aunque cayeron a fines de agosto, dijo el Departamento de Trabajo.

icon

La asistencia financiera federal a millones de estadounidenses en la pandemia alivió muchísimo el impacto del freno de la economía. Pero todo indica que ha llegado a su final y tendrá impacto en muchos, en medio de una recta preelectoral. El escenario es muy complicado.

Para quienes reciben Asistencia de desempleo pandémico, o el programa que extiende los beneficios por desempleo a aquellos que generalmente no están cubiertos, como los trabajadores independientes y los trabajadores por cuenta propia, los US$ 600 adicionales a menudo adquieren una importancia aún mayor.