icon

Al mismo tiempo que el uso de mascarillas, guantes y alcohol en gel se predican como hábitos preventivos del coronavirus, se convierten en una amenaza para los siglos venideros del medio ambiente.

Las mascarillas plásticas tardarán 450 años en descomponerse y mientras tanto contaminarán mares, animales y a la salud humana.

icon

El gigantesco tiene el tamaño de Gran Bretaña. El cambio climático generó que la tasa de pérdida de su hielo se multiplique por 5 en las últimas 3 décadas. 

El hielo que drena desde el gigantesco glaciar Thwaites hacia el mar de Amundsen en la Antártida occidental ya representa alrededor del 4% del aumento global del nivel del mar.

icon

Si pensamos en la contaminación de los ríos y los océanos lo más probable es que primero nos refiramos a residuos que los seres humanos arrojan constantemente o los desechos tóxicos de las fábricas. Sin embargo un estudio reciente dio a conocer que una de las cosas que más contamina es las partículas de plástico que expulsan, entre otras cosas los neumáticos y las pastillas de freno.

Los neumáticos contaminan los océanos más que otro tipo de gas o residuo.