icon

Un nuevo fármaco experimental evaluó la eficacia de un fármaco llamado ISRIB para revertir la disminución de la memoria y la flexibilidad mental relacionada con la edad en ratones. El equipo de científicos de la Universidad de California en San Francisco (UCSF) encontró resultados sorprendentes. La investigación tiene implicaciones de gran alcance para varios tratamientos de enfermedades degenerativas.

Alzheimer, una enfermedad que precisa respuestas inmediatas.

icon

Hasta hace un tiempo se creía que el sistema nervioso no tenía la capacidad de reemplazar las células muertas del cerebro. Pero se descubrió que el hipocampo crea nuevas neuronas hasta los 90 años, por lo menos. Que se formen nuevas neuronas significa que el cerebro no está condenado a un deterioro progresivo con la edad. Por el contrario, las células nuevas implican que también en este órgano hay mecanismos de “rejuvenecimiento”.

Nominado por el anatomista del siglo XVI, Giulio Cesare Aranzio, quien apreció una semejanza con la forma del caballito de mar, hipocampo, esta estructura del cerebro humano desempeña funciones importantes en la memoria y el manejo del espacio.

icon

Muchas personas experimentan olvidos o retrasos leves de memoria, que son parte del proceso normal de envejecimiento. Todos tenemos dificultad ocasional para recordar una palabra o el nombre de alguien. Sin embargo, una persona con la enfermedad de Alzheimer encontrará estos síntomas cada vez más frecuentes y graves. La enfermedad de Alzheimer​ es una enfermedad neurodegenerativa que se manifiesta como deterioro cognitivo y trastornos conductuales. Se caracteriza en su forma típica por una pérdida de la memoria inmediata y de otras capacidades mentales (tales como las capacidades cognitivas superiores), a medida que mueren las células nerviosas (neuronas) y se atrofian diferentes zonas del cerebro. La enfermedad suele tener una duración media aproximada —después del diagnóstico— de 10 años,​ aunque esto puede variar en proporción directa con la severidad de la enfermedad al momento del diagnóstico. Una variante de la fisetina podría revertir la pérdida de memoria en el Mal de Alzheimer.

La promesa con las fisetinas ya no es cesar la pérdida neuronal sino iniciar un regeneración.