icon

La Marcha por las Libertades fue convocada por el comité Stop la Ley de Seguridad Global, compuesto de sindicatos, asociaciones de periodistas y organizaciones de derechos humanos, entre otros. “Sin imágenes difundidas por la sociedad civil, la violencia policial quedará impune. No queremos una sociedad donde el Estado puede ver con drones y cámaras peatonales sin ser visto”, señaló su manifiesto. Más de 130.000 personas, según el Ministerio del Interior, 500.000 según los organizadores, marcharon el sábado 28/11 hasta la madrugada del domingo 29/11 en un centenar de ciudades de Francia contra el proyecto de ley "seguridad global" y "violencia policial", y ocurrieron durísimos enfrentamientos, especialmente en París pero no sólo en París. El artículo más controvertido del proyecto es el 24, que prevé penas de hasta 1 año de prisión y 45.000 euros de multa por difundir imágenes de policías o gendarmes que estén reprimiendo pero esa difusión sea con la intención de dañarles.

Inicialmente, la protesta fue pacífica, y obviamente muy fundamentada ya que ese proyecto de ley de Emmanuel Macron es una falta de respeto a la prensa.

icon

Las protestas en Bielorrusia por el fraude electoral han logrado que Alexandr Lukashenko prometa que reformada la Constitución, se irá del poder. Ahora habría que acelerar las protestas para que informe un cronograma de reforma inmediata de la Constitución. No sea que el amigo de Vladímir Putin sólo quiera ganar tiempo. Caprichoso tal como Donald Trump ante un comicio, a regañadientes Lukashenko está retrocediendo.

Aleksandr Grigórievich Lukashenko, presidente de Bielorrusia desde 1994, dictador desde 1995.