icon

La industria azucarera venía mostrando su rechazo a la ley que prioriza la salud de los consumidores por sobre el lucro. Luego de los votos en contra de las senadoras tucumanas la semana pasada, ahora es Sergio Massa el del gesto con los productores. 

El presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa, ordenó que el proyecto de ley gire por 6 comisiones, en una clara estrategia política para dilatar su aprobación.

icon

La normativa saldará una deuda histórica con los consumidores y alineará al país con otros a la vanguardia a nivel global. La urgencia se da en un contexto con siete de cada diez adultos, y cuatro de cada diez niños y adolescentes, con sobrepeso.

Existen varios modelos de etiquetado de alimentos, como los centrados en nutrientes, los que se enfocan en cantidades, los sistemas de semáforos o el sistema de advertencia. En México, Chile y Uruguay usan un sistema de advertencia con sellos octogonales negros con letras blancas. Este formato es fácilmente entendible para el comprador ya que indica claramente la presencia de nutrientes críticos. Se estima que este será el modelo a aplicarse en Argentina.

icon

La normativa saldará una deuda histórica con los consumidores y alineará al país con otros a la vanguardia a nivel global. Además es una urgencia dado que siete de cada diez adultos, y cuatro de cada diez niños y adolescentes, tienen sobrepeso.

Reino Unido, Francia, Bélgica y sancionaron leyes que obligan a las industrias a informar en los envases los ingredientes que contienen los productos. Chile fue el pionero en la región y en México hace pocos días comenzó a regir la ley con la misma exigencia.

icon

Tras la presentación de numerosos proyectos para regular el problema durante los últimos años, en el Senado se busca unificarlos para obtener pronto la norma. 

Existen varios modelos de etiquetado de alimentos, como los centrados en nutrientes, los que se enfocan en cantidades, los sistemas de semáforos o el sistema de advertencia. Este último es el aplicado en México y el más amigable para el consumidor, ya que indica claramente la presencia de nutrientes críticos.