icon

Flamantes aprobaciones en la autoridad regulatoria argentina ANMAT, demostraron una sobrevida global superior y duradera en comparación con la quimioterapia en esta población de pacientes. Este es un gran avance ya que se trata del primer esquema dual de inmunoterapias, indicado para el tratamiento de este tipo de cáncer de pulmón, que es uno de los que mayor incidencia tiene.

Nivolumab más Ipilimumab es una combinación única de dos inhibidores de puntos de control inmunológico que presenta un mecanismo de acción potencialmente sinérgico, dirigido a dos puntos de control diferentes (PD-1 y CTLA-4) para ayudar a destruir las células tumorales: Ipilimumab ayuda en el proceso de activación y proliferación de las células T, mientras que nivolumab ayuda a las células T existentes a descubrir el tumor. Algunas de las células T estimuladas por ipilimumab pueden convertirse en células T de memoria, lo que puede permitir una respuesta inmune a largo plazo.

icon

Una coyuntura imprevista y complicadísima para AstraZeneca por su vacuna contra covid-19 que ha enfrentado reveses varios. Por lo tanto, había que impactar al mercado con alguna novedad ya mismo. Así se anunció la adquisición de la compañía estadounidense Alexion por US$ 39.000 millones. Según AstraZeneca, se espera que la compra se cierre en el tercer trimestre de 2021. Entonces, los actuales accionistas de Alexion representarán el 15% de la empresa resultante. Alexion se especializa en inmunoterapia de enfermedades raras, con medicamentos como el Soliris, aprobado para el tratamiento de pacientes con hemoglobinuria paroxística nocturna (HPN), síndrome hemolítico urémico atípico, miastenia grave generalizada y trastorno del espectro de la neuromielitis óptica. Uno de los últimos lanzamientos ha sido el fármaco Ultomiris (ravulizumab), un tipo de anticuerpo monoclonal C5 de segunda generación para el tratamiento de HPN. AstraZeneca subrayó la "sólida cartera comercial y de proyectos" de Alexion. ¿Misión cumplida o quedan dudas?

Alexion, ahora AstraZeneca.