icon

La neutral Suiza votó a favor de comprar nuevos aviones de combate por hasta 6.000 millones de francos (US$ 6.500 millones) por un margen muy estrecho, mientras que los ciudadanos rechazaron un freno a la inmigración "peor que el Brexit".

Rafaele, el jet de combate de Dassault.