icon

En Argentina más del 33% de la población adulta tiene obesidad. Según una prestigiosa revista médica, los productores de alimentos comparten la responsabilidad de las devastadoras consecuencias de la COVID-19 a nivel global.

La obesidad es una pandemia de tipo no infeccioso que causa 2,8 millones de muertes anuales (datos de la OMS previos a la pandemia).

icon

La Fundación InterAmericana del Corazón se une a la campaña para exigir información verdadera en los envases de los productos. Denuncia que los niños y adolescentes son las víctimas principales del marketing engañoso.

En México, Perú y Chile ya se implementaron medidas de regulación. En Chile por ejemplo se demostró que la compra de bebidas con alto contenido en azúcar disminuyó en casi un 24%.

icon

La semana pasada Ginés González García se reunió con referentes de la industria alimenticia para involucrarlos en la creación de la norma.