icon

Ya varias veces campeón argentino y latinoamericano en motociclismo de enduro, esta vez se consagró ganador del Dakar en Arabia Saudita, un sueño que anhelaba hace mucho y trabajo con mucho esfuerzo para conseguirlo.

Para lograr obtener el primer lugar en el Dakar, el piloto se estuvo preparando desde 2016 y su sueño finalmente se convirtió en realidad, tal como Kevin lo expresó: "En un Dakar pueden pasar muchísimas cosas, estar adelante o muy atrás y viceversa. Mi sueño era ganar el Dakar y no iba a parar hasta conseguirlo. Siempre me prepare para ir en búsqueda de eso. La victoria de Honda el año pasado nos motivó para trabajar, fue un premio al desarrollo y a la inversión del equipo. Nos sacó presión, pero también todos queríamos revalidar el título". Al recordar todo el esfuerzo que hizo y las cosas que tuvo que dejar por este sueño, no pudo evitar que le cayeran lágrimas de alegría.