icon

Deb Haaland sería la primera integrante de un gabinete presidencial descendiente de nativos norteamericanos. Desde 2016 ella se ha unido a las protestas contra el oleoductos Dakota Access y se ha opuesto al fracking. Las petroleras lucen preocupadas.

Deb Haaland, descendiente de pueblos originarios, representante demócrata y casi casi titular de Interior con Joe Biden, tendrá que lidiar con los productores del fracking.

icon

Mientras la pandemia del coronavirus y los bajos precios del petróleo azotaban a los frackers estadounidenses en 2020, los multimillonarios de Texas, Dan y Farris Wilks, obtuvieron un préstamo de ayuda de US$ 35 millones para ayudar a una de sus compañías de fracking a mantenerse a flote. Al mismo tiempo, estaban en una competencia de compras en la zona petrolera del país, explicaron Ted Mann y Brody Mullins en Bloomberg. ¿Cuál de las situaciones explicaba su realidad? ¿La búsqueda de ayuda estatal para sobrevivir o utilizar su liquidez para saltar sobre sus competidores?

Los hermanos Dan y Farris Wilks son hijos de Myrtle y Voy Wilks. Voy era albañil y la familia estaba en la miseria; los hermanos durmieron una vez en un cobertizo de cabras. En 1947, Voy y Myrtle, y Charles Fenter, el padre de Myrtle, fueron expulsados ​​de las Iglesias de Cristo y fundaron "Una Iglesia de Cristo", que no era cristiana, creyendo que Yahweh es el único dios y que Jesús (llamado Yahshuah) es una entidad separada. Charles cambió el culto de domingo a sábado. Desde 1982 se llama la Asamblea de Yahweh, una congregación conservadora de judíos para Jesús.

icon

Se habla del "lado B" del yacimiento, pero los daños cada vez se vuelven más protagonistas. Esta semana se visibilizaron los residuos contaminantes, pero es solo una arista de los múltiples efectos colaterales del negocio.

Vaca Muerta​ es un yacimiento de 30 mil kilómetros cuadrados de formación geológica de shale. Geográficamente se sitúa en la cuenca neuquina​ y abarca las provincias de Neuquén, Río Negro, La Pampa y Mendoza.

icon

Deslizamientos del precio del petróleo en medio de preocupaciones sobre la cepa mutante de covid-19 encontrada en Reino Unido. El petróleo cayó de US$ 50 el barril después de repuntar la semana pasada.

Los países petroleros, que incluyen a USA y Rusia, necesitan un crudo de más de US$ 50 pero la pandemia impone su ley.

icon

El proyecto obtuvo media sanción de Diputados y ahora resta su tratamiento en Senadores. Se estima que la recaudación será única y alcanzará a quienes posean bienes declarados que superen los 200 millones de pesos.

Se denomina Vaca Muerta a una extensión geográfica de aproximadamente 30 mil kilómetros cuadrados entre Neuquén, Río Negro, La Pampa y Mendoza que es un reservorio de shale, es decir, de roca sedimentaria que contiene gas y petróleo.

icon

“Exxon era una superpotencia en todos los sentidos de la palabra: una acción de 1ra. clase que repartía dinero año tras año, con una tarjeta de presentación para líderes extranjeros que rivalizaba con los mejores diplomáticos internacionales, y con un conocimiento geopolítico que superaba a la mayoría de las agencias de inteligencia”, recuerda Amy Myers Jaffe, profesora de The Fletcher School, en Tufts University. “Fue una de las apuestas más seguras en Wall Street. Pero ya no tiene este estatus”. Incluso antes de que el coronavirus destruyera la industria petrolera mundial, ExxonMobil, una vez la más valiosa del mundo por capitalización de mercado, estaba luchando. La pandemia golpeó duro. En marzo, las agencias de calificación lo rebajaron; en agosto perdió su lugar en el Dow Jones Industrial Average. Y una vez famosa por sus altos márgenes y bajo apalancamiento, ExxonMobil ahora está sumida en una deuda y quizás una 3ra. pérdida trimestral consecutiva.

ExxonMobil se aferra a los combustibles fósiles, una apuesta cada vez más riesgosa.

icon

El último fue ayer al mediodía con epicentro en Sauzal Bonito, entre Añelo y Cutral Co, provincia de Neuquén. Según la Red Geocientífica Chile, el sismo fue de 4,4° Ritcher.

El sismo lo sintieron poblaciones de la capital de Neuquén, Plottier, Centenario, Cipolletti y también en Roca, ciudad vecina en la provincia de Río Negro.

icon

The Wall Street Journal provoca el debate: "Las empresas de esquisto (N. de la R.: o fracking o shale) tuvieron pésimos rendimientos. A sus directores ejecutivos les pagaron de todos modos, incluso cuando sus accionistas perdieron miles de millones de dólares."

En la crisis del petróleo ocurre una pregunta: ¿Y si el fracking, en parte, fue una burbuja de ejecutivos?