icon

Las investigaciones son aún incipientes y deben corroborarse, pero las conclusiones son similares en varias partes del mundo. El bebé no se contagia aunque sí recibe cierta inmunidad.

En las 127 mujeres embarazadas que abarcó una investigación, no se encontró viremia detectable en la sangre materna o del cordón, ni hubo evidencia de transmisión vertical.

icon

La decisión finalmente descansa en cada mujer y su médico asesor, dado que los estudios sobre efectos adversos de las vacunas no incluyen datos sobre las personas gestantes y fetos.

La Organización Mundial de la Salud y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos ofrecen opiniones diferentes respecto a las vacunas contra la COVID-19.