icon

En Argentina se pueden vacunar con Sputnik V las personas embarazadas, en período de lactancia, inmunocomprometidas o con enfermedades autoinmunes, dado que la plataforma no es virus vivo ni atenuado. 


Cuatro mil voluntarias de nueve países probarán si la vacuna es eficaz para proteger a las madres y al feto, pero no tiene la intención de establecer si la inmunización alcanza a los bebés después del nacimiento.

icon

Investigadores de la Universidad de Nueva York analizaron si el trastorno incrementa las probabilidades de infección grave y muerte por el virus Sars-cov-2. Pero no esperaban que los resultados sean tan concluyentes.

Otros problemas o trastornos de salud mental, como depresión o ansiedad, no demostraron aumentar el riesgo por coronavirus.

icon

Tras la realización de un estudio internacional, el investigador principal dijo que los desarrolladores de vacunas deberán poner atención en los datos relevados.

La obesidad aumenta el riesgo de morir por COVID-19 en casi un 50%.