icon

En Argentina se pueden vacunar con Sputnik V las personas embarazadas, en período de lactancia, inmunocomprometidas o con enfermedades autoinmunes, dado que la plataforma no es virus vivo ni atenuado. 


Cuatro mil voluntarias de nueve países probarán si la vacuna es eficaz para proteger a las madres y al feto, pero no tiene la intención de establecer si la inmunización alcanza a los bebés después del nacimiento.

icon

La actualización de la lista de personas que pueden optar por vacunarse aclara que deben presentar un riesgo de exposición alto a la infección por SARS-CoV-2. La medida alcanza a todas las vacunas siempre y cuando la plataforma "no sea virus vivos y atenuados".

Estas poblaciones pueden optar vacunarse si están altamente expuestas al virus y si el riesgo no puede evitarse. Por ejemplo, personal de salud, de seguridad, docente y no docente.

icon

Los avances representarán un gran aporte para combatir el virus, que en su peor expresión atraviesa las placentas y genera deformaciones en bebés o muerte fetal.

El Zika es una enfermedad transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti, el mismo que transmite los virus de dengue y la fiebre chikungunya. Causa picazón, fiebre, dolores musculares, entre otros síntomas.