icon

Los estadounidenses que solicitaron subsidios por desempleo se redujo por 3ra. vez en 4 semanas, lo que sugiere que el mercado laboral aún se está recuperando gradualmente mientras se mantiene lejos de su salud antes de la pandemia. El progreso de la semana pasada fue generalizado en todos los estados y California reanudó la presentación de informes después de una pausa, ofreciendo cifras que mejoraron el panorama general del empleo. Las solicitudes iniciales de desempleo en los programas estatales regulares se redujeron a 787.000 en la semana que terminó el 17/110, según datos del Departamento de Trabajo del jueves 22/10. Sin ajustes por fluctuaciones estacionales, las solicitudes se redujeron en alrededor de 73.000.

"Las cifras son un signo positivo de cierta mejora en el mercado laboral después de un aumento preocupante en las solicitudes durante la semana anterior. Pero un nuevo aumento de las infecciones por coronavirus en todo el país y un estancamiento prolongado sobre un nuevo estímulo fiscal amenazan con limitar los avances en los próximos meses."

icon

Por un lado, festeja Donald Trump, quien busca su reelección: La economía estadounidense agregó 1,4 millón de puestos de trabajo en agosto, lo que provocó que la tasa de desempleo estuviera por debajo del 10% por primera vez desde que comenzó la pandemia, un rayo de buenas noticias a medida que la pandemia continúa su marcha por todo el país. Pero la letra chica obliga a revisar la noticia: El aumento de puestos de trabajo se debió a la contratación en el gobierno, en particular a los trabajadores temporales del censo, que representaron 238.000 nuevos puestos de trabajo, más de uno de cada seis puestos de trabajo agregados en general.

El número de trabajadores que buscan y reciben solicitudes de desempleo también se mantiene elevado en niveles históricamente altos, aunque cayeron a fines de agosto, dijo el Departamento de Trabajo.