icon

Algunos desarrolladores de vacunas para coronavirus ya comenzaron investigaciones para actualizarlas respecto a las nuevas variantes. Otras no lo requieren, pero deberán brindar soluciones si el cuerpo humano termina desarrollando inmunidad contra los propios vectores virales.

Los vectores virales son virus modificados, inofensivos para el cuerpo humano, que se usan como vehículos para ingresar información genética a las células y generar inmunidad.

icon

Los resultados preliminares de investigaciones todavía no revisadas por pares, señalan que podría haber una liberación de suministros si a las personas sobrevivientes de coronavirus solo se les inyecta una dosis.

Las vacunas funcionan imitando al sistema inmunológico, haciéndole creer al cuerpo que ha sido infectado con un virus, para que el sistema inmunológico produzca anticuerpos y combata el patógeno.

icon

Los expertos asesores de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) tienen tres semanas para investigar todos los datos de los ensayos clínicos. De ser aprobada, se distribuiría en Estados Unidos en marzo.

Como sucedió con las otras compañías de vacunas, hay incertidumbre acerca de cuántas dosis podrá proporcionar Johnson & Johnson en los días posteriores a la aprobación de emergencia.