icon

Algunos desarrolladores de vacunas para coronavirus ya comenzaron investigaciones para actualizarlas respecto a las nuevas variantes. Otras no lo requieren, pero deberán brindar soluciones si el cuerpo humano termina desarrollando inmunidad contra los propios vectores virales.

Los vectores virales son virus modificados, inofensivos para el cuerpo humano, que se usan como vehículos para ingresar información genética a las células y generar inmunidad.

icon

Las declaraciones del millonario llegan en un contexto de creciente preocupación por la disponibilidad y distribución de las vacunas en todo el mundo. Además, aún se desconoce a ciencia cierta la eficacia de las soluciones contra las variantes sudafricana y brasileña.

"La discusión ahora es si necesitamos obtener una cobertura súper alta de la vacuna actual, o necesitamos una tercera dosis de la misma, o necesitamos una vacuna modificada".

icon

Los expertos asesores de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) tienen tres semanas para investigar todos los datos de los ensayos clínicos. De ser aprobada, se distribuiría en Estados Unidos en marzo.

Como sucedió con las otras compañías de vacunas, hay incertidumbre acerca de cuántas dosis podrá proporcionar Johnson & Johnson en los días posteriores a la aprobación de emergencia.