icon

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades aseguraron que la enfermedad es resistente a varios fármacos antimicóticos, es difícil de identificar con los métodos de laboratorio estándar y ya ha causado brotes en entornos sanitarios.

El hongo Candida Auris infecta la sangre, principalmente de personas internadas en hospitales o que viven en establecimientos de ancianos. Más de uno de cada 3 pacientes muere al mes de haber recibido el diagnóstico.

icon

Los programas de vacunación son indispensables. La disminución de los niveles de inmunización permite la propagación de enfermedades altamente infecciosas a medida que la OMS intensifica sus esfuerzos para cerrar las brechas en los programas de vacunación. Nuevas estadísticas: el sarampión aumentó en todo el mundo en 2019 para alcanzar la mayor cantidad de casos reportados en 23 años, según un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en USA, que culpó a la caída de las tasas de vacunación para el resurgimiento de la enfermedad altamente infecciosa y en ocasiones mortal.

“El sarampión es totalmente prevenible; en una época en la que tenemos una vacuna potente, segura y sustentable, nadie debería estar muriendo todavía de esta enfermedad. Covid-19 ha provocado una disminución peligrosa de la cobertura, lo que ha aumentado el riesgo de brotes de sarampión. Los países deben priorizar urgentemente la inmunización de recuperación contra el sarampión a través de servicios de rutina para mitigar el riesgo de brotes y garantizar que ningún niño se quede sin esta vacuna que salva vidas", explicó la OMS.