icon

Un bando no acepta que se utilicen palabras originalmente de productos animales en comidas a base de plantas. Del otro lado, argumentan que la estrategia es para que la transición alimenticia de las personas sea más amigable. 

¿Puede ser vegana una hamburguesa o deja de ser "hamburguesa"? ¿Y las salchicas a base de soja pueden ser vendidas como "salchichas"? La disputa de larga data llega a instancias parlamentarias esta semana.

icon

Una nueva oferta de trabajo -pero hay que vivir en Mississippi, Iowa, Nebraska, Texas o Indiana, todo en USA- paga a los consumidores de carne US$ 2.500 cada uno para volverse vegano durante 30 días. 

Todo un desafío para un carnívoro ortodoxo.