icon

Las imágenes son del Río Salado a la Altura de Santo Tomé, en la provincia de Santa Fe. Las causas están relacionadas a la bajante del río, al aumento de la temperatura y a los residuos que se tiran al agua. No se descarta la presencia de agrotóxicos. 

Son sábalos, dorados, carpas y otras especies las víctimas en esta ocasión.