icon

El compuesto se administra actualmente a pacientes en tratamiento oncológico por mieloma múltiple. Los resultados preliminares mostraron su potencial contra el COVID-19 y limitados efectos adversos.

La dificultad de encontrar un fármaco para coronavirus es que los antivirales tradicionales se dirigen a enzimas que pueden mutar y generar resistencia, como el caso del remdesivir.