icon

El exmandatario fue hospitalizado en octubre con niveles de oxígeno en sangre muy bajos. Los funcionarios a su alrededor temían que estuviera a punto de tener que utilizar ventilación, dado el riesgo por edad y sobrepeso.



Durante su internación, el equipo médico trató de restarle importancia a la gravedad de la enfermedad. Dijeron que estaba mejorando y hasta realizó un paseo en un vehículo blindado para saludar a los simpatizantes afuera del hospital.

icon

El cóctel de anticuerpos monoclonales fue autorizado por la FDA para tratar pacientes con Covid-19 inmediatamente después de su diagnóstico, en casos en los que el riesgo de enfermedad grave sea elevado.

La combinación incluye un anticuerpo monoclonal llamado etesevimab y otro denominado bamlanivimab que la FDA había autorizado el año pasado.

icon

Los tratamientos farmacológicos habían generado expectativas en la comunidad médica para luchar contra el coronavirus. Pero las mutaciones recientes, surgidas en Sudáfrica, Reino Unido y Brasil, tiraron abajo las esperanzas.

Los anticuerpos monoclonales so n un tipo de proteína que se produce en el laboratorio y es capaz de unirse a sustancias en el cuerpo, como a las células cancerosas. Hay muchas clases, ya que cada anticuerpo se elabora para unirse a una sola sustancia. Se utilizan solos o para transportar medicamentos, toxinas o materiales radiactivos directamente hasta las células cancerosas (Instituto Nacional del Cáncer, Estados Unidos).

icon

Las investigaciones son aún incipientes y deben corroborarse, pero las conclusiones son similares en varias partes del mundo. El bebé no se contagia aunque sí recibe cierta inmunidad.

En las 127 mujeres embarazadas que abarcó una investigación, no se encontró viremia detectable en la sangre materna o del cordón, ni hubo evidencia de transmisión vertical.

icon

Mientras la OMS intenta enviar expertos a Wuhan para averiguar el origen de la enfermedad, otros países difunden investigaciones que demuestran que el virus ya aparecía antes de noviembre del 2019 en Italia, Francia, Estados Unidos y Brasil.

Se encontraron anticuerpos de COVID en 210 muestras de sangre en Brasil, por lo que el virus ya estaría circulando allí en diciembre del 2019.

icon

La evidencia todavía no es concluyente, aunque sí esperanzadora. El hecho ocurrió en Singapur y tanto la mamá como su hijo están en buen estado de salud. 

De acuerdo a la OMS, las embarazadas con COVID-19 tienen más probabilidades de dar a luz prematuramente. Además, 1 de cada 4 bebés de mujeres con el virus fue ingresado en una unidad neonatal, si bien faltan datos sobre las causas. Con todo, las tasas de mortalidad prenatal y neonatal son bajas.

icon

Una investigación reciente añade más luz acerca de cómo responde el sistema inmunológico ante el SARS-CoV-2. La clave está en la gravedad de los síntomas. 

Para saber si el organismo de una persona es inmune a una enfermedad debe analizarse la presencia de anticuerpos específicos, en este caso de COVID-19. Pero desde el inicio de la pandemia la evidencia ha sido contradictoria en este punto y todavía no se logró establecer el tiempo que dura la protección después de la recuperación.

icon

Los hallazgos de la investigación los publicó el portal MedRxiv y los divulgó  The New York Times. La clave es el comportamiento del sistema inmune que puede reaccionar en contra del propio cuerpo en vez de atacar al virus. 

El estudio colabora en el entendimiento de cuadros severos de coronavirus y de síntomas que se mantienen después de atravesar la enfermedad, como fatiga, dolor muscular, tos, entre otros.

icon

Buscan tener un control más exhaustivo de la evolución de la pandemia en la población. El objetivo es contar con 3 mil voluntarios. 

La investigación la lleva a cabo personal de la Universidad Nacional del Litoral.