icon

Algunos pacientes pueden seguir padeciendo la pérdida de olfato a pesar de haber sobrepasado la enfermedad. Este síntoma puede afectar en gran manera la calidad de vida porque obstaculiza la relación del propio cuerpo con el entorno. 

La pérdida de olfato es un síntoma que afecta al 40-80% de las personas con coronavirus.