icon

La carga de nitrato de amonio que explotó en Beirut (Líbano) había sido confiscada del buque MV Rhosus, confirmó el Consejo Supremo de Defensa del Líbano. Aquel transporte marítimo ingresó al puerto de Beirut en septiembre de 2013 a causa de dificultades financieras y se le prohibió continuar su viaje. Eran 2.750 toneladas métricas de nitrato de amonio rumbo a Mozambique, pero se detuvo en Beirut debido a dificultades financieras. Los problemas de la empresa naviera habían creado disturbios con la tripulación rusa y ucraniana. Una vez que amarró en el muelle de Beirut, el barco nunca más salió del puerto, según el Director de Aduanas del Líbano, Badri Daher, a pesar de sus reiteradas advertencias de que la carga era el equivalente a "una bomba flotante".

El croquis de CNN demuestra cómo la explosión afectó inclusive al palacio presidencial del Líbano y el aeropuerto de Beirut, que se encuentran en el extremo opuesto de la ciudad.