icon

No hay riesgos para la salud, reitera la empresa concesionaria AySA, tras las quejas de usuarios por el cambio en el sabor, color y olor del agua. El fenómeno persiste en algunos barrios de la Ciudad de Buenos Aires. De todas maneras, ya se lleva adelante una investigación por el hecho. Lo importante, el agua es "potable", aunque su sabor sea comparado con el aceite de oliva.

AySA insiste en llevar tranquilidad a la población y asegura que, pese a los cambios en el sabor y olor del agua, no representa riesgo para la salud tomarla pues es "potable". De todas formas, investigan. Foto: Télam

icon

Hoy 3 de septiembre los medios y organizaciones instan a cuidar la salud a través de un correcto lavado de manos y de los alimentos. Sin embargo en paralelo hay miles de hogares sin agua potable ni cloacas. 

Según el Ministerio de Obras Públicas 39,8 millones personas residen en áreas urbanas de las cuales el 87% tienen acceso a agua por red pública y el 58% a cloacas.