icon

El acortamiento de los telómeros como consecuencia de una infección obstaculiza la regeneración de los tejidos. Por este motivo, muchos adultos mayores sufren secuelas prolongadas.

Un telómero es la porción final del cromosoma. Se trata de secuencias repetitivas de ADN que protegen de daños. Cada vez que una célula se divide, los telómeros se acortan. Con el tiempo, se vuelven tan cortos que la célula ya no puede dividirse.