icon

Los principales daños se localizan en las extremidades, sobre todo en las palmas y dedos. En general se pueden revertir con el cese de la acción que los provocan.


Para la Organización Mundial de la Salud el mal uso o uso excesivo de videojuegos puede devenir en un trastorno. El problema está incluido en la última Clasificación Internacional de Enfermedades (ICD-11).

icon

Las consecuencias inmediatas no son las que más preocupan a los especialistas. El consumo excesivo de esta bebida adictiva genera daños a largo plazo que pueden ser previsibles. 

Un 42% de los encuestados relacionó el aumento con la mayor cantidad de tiempo libre.

icon

El dolor primario crónico suele tratarse con ibuprofeno, paracetamol o aspirinas pero prácticamente no hay evidencias de su efectividad.