icon

El flamante nuevo presidente de Estados Unidos firmó una orden ejecutiva para unirse nuevamente al Acuerdo de París. También ordenó evitar la salida del país de la Organización Mundial de la Salud. 

Estados Unidos es el segundo mayor emisor de dióxido de carbono (CO2) pero salió del Acuerdo de París en noviembre de 2019.

icon

De un lado se ven los intereses económicos a corto plazo basados en la explotación de los combustibles fósiles. Por el otro, la ciencia y la experiencia revelan una situación ambiental con cada vez más crisis a las puertas.

Las compañías YPF, Shell y Equinor firmaron un acuerdo para explorar la Cuenca Norte del Mar Argentino en busca de petróleo.

icon

Argentina anunció hoy sus nuevas metas climáticas en línea con el Acuerdo de París. Los objetivos contribuirán a solucionar el problema desde el mismísimo origen: la nociva relación con la naturaleza, clave del brote actual y de los próximos. 

El origen de la COVID-19 es zoonótico, es decir que actividades como la deforestación, urbanización, el tráfico de especies y la invasión del mundo natural causan brotes en animales que saltan a humanos.

icon

En medio de la tensión política y la incertidumbre por el nuevo presidente del país, la postura de Trump respecto a la crisis ambiental se ratifica. 

El Acuerdo de París fue el primer comrpomiso universal y jurídicamente vinculante sobre el cambio climático firmado en diciembre de 2015. Incluye a 196 Estados Parte entre los que figura Argentina y, desde hoy, ya no más Estados Unidos.