icon

Joe Biden expresó su preocupación por el comportamiento "coercitivo" de China y los abusos de los derechos humanos con Xi Jinping, en la primera llamada entre los presidentes de USA y China desde que Biden asumió el cargo hace tres semanas. La confrontación entre USA y China sería un 'desastre', le dijo Xi a Biden.

Xi Jinping y Joe Biden, por ahora todo igual.

icon

Durante meses, la especulación sobre el paradero del fundador de Alibaba Group y Ant Group, Jack Ma, estuvo en los negocios y la política. Quizás el multimillonario asediado por Xi Jinping había huido a Singapur, plantearon algunos. O lo habían puesto bajo arresto domiciliario, dijeron otros. O peor aún, lo encerraron en una cárcel de alta seguridad, especularon los de más allá. Luego apareció en un video hablando con educadores rurales el 20/01. Y ahora resultó que estaba jugando al golf en la isla de Hainan, el Hawaii de China.

Jack Ma en plan de regreso.

icon

Hu Xijin es el editor en jefe de Global Times, un brazo informativo del Partido Comunista Chino, y ese rol es lo que inquieta al leer su nota más reciente: "No se puede permitir que la libertad de expresión ponga en peligro la gobernanza de China". Pero esa libertad de expresión fue prometida por el PCCh a todos los chinos en la Constitución vigente. ¿Ahora no la puede cumplir? ¿El único destino del PCCh es el autoritarismo? Si esto fuese así, resultará muy complicada la convivencia de los líderes octogenarios y las estructuras culturales de los jóvenes chinos. Aquí un informe sobre un personaje muy conocido en la política china, que funge como si fuese, en los parámetros argentinos, el Horacio Verbitsky de Xi Jinping.

Hu Xijin es el escriba de la 'mano dura' de Beijing.

icon

Guo Shuqing es un político, banquero y regulador financiero chino, presidente de la Comisión Reguladora Bancaria de China. En el pasado, él fue gobernador y secretario adjunto del Partido Comunista Chino para la provincia de Shandong, cuna del confucionismo. Guo es quien puso frenos a Ant Group y a su fundador y de Alibaba, Jack Ma. Financial Times afirma que Guo es un personaje en ascenso en China, a partir del derribo de Jack Ma.

Guo Shuqing, en ascenso en la tecnocracia del Partido Comunista Chino, clave en el freno a Jack Ma pero también demasiado expuesto ahora.

icon

El presidente Alberto Fernández estaría cerrando acuerdos con Xi Jinping por la vacuna de Sinopharm contra el coronavirus, pero las negociaciones no llegan hasta ahí, pues desde el Ministerio de Transporte están solicitando a China un crédito para electrificar y comprar nuevos trenes para el Belgrano Norte.

El Gobierno argentino avanzaría en un acuerdo con China para adquirir 30 millones de dosis de la vacuna de Sinopharm, mientras esperan por Rusia. Como dicen por ahí 'más vale pájaro en mano que cien volando'. En detalle, la otra negociación en camino que no tiene que ver con vacunas.

icon

"Obviamente, la era asociada con los intentos de construir un orden mundial unipolar, centralizado, (...) ha terminado. Pero, en realidad, no comenzó. Solo se emprendió un intento en esta dirección. Pero eso también ha pasado", dijo el presidente ruso, Vladímir Putin, al intervenir en el Foro Económico Mundial de Davos, que este año ocurre de manera remota.

Vladímir Putin reclamó multilateralidad y acuerdos con la Unión Europea. En el pasado, hubiese sido una agenda estadounidense.

icon

El presidente estadounidense Joe Biden ha dicho que trabajará con aliados para mantener la presión sobre China, pero en la Organización Mundial del Comercio, hoy día China es mejor vista que USA. En Davos (Suiza), Xi Jinping se ubicó en el rol de defensor de la globalización y el libre comercio.

Xi Jinping no nombró ningún país específico, pero las extensas referencias de tendencia unilateral y populista estaban claramente dirigidas a políticas orquestadas por el gobierno de USA durante los últimos años, que no solo han hundido a USA en el desorden sino también interrumpió la cooperación global para abordar la pandemia de COVID-19 y otros desafíos, señalaron analistas chinos.

icon

El presidente de China Xi Jinping pidió al mundo que abandone el “prejuicio ideológico” y evite una “mentalidad anticuada de la Guerra Fría” al señalar que China continuará forjando su propio camino independientemente de las críticas occidentales.

Xi Jinping dando un discurso. El presidente de China pidió por el multilateralismo y por las relaciones comerciales que lleven a cabo un 'ganar-ganar'.

icon

Global Times, del Partido Comunista Chino, lo explica así: "En los últimos años, algunos políticos anti-China en los Estados Unidos, debido a sus intereses políticos egoístas y prejuicios y odio contra China y sin mostrar respeto por los intereses del pueblo chino y estadounidense, han planeado, promovido y ejecutado una serie de movimientos locos que han interferido gravemente en los asuntos internos de China, han socavado los intereses de China, han ofendido al pueblo chino y han perturbado gravemente las relaciones entre China y Estados Unidos. El gobierno chino está firmemente decidido a defender la soberanía nacional, la seguridad y los intereses de desarrollo de China. China ha decidido sancionar a 28 personas que han violado gravemente la soberanía de China y que han sido los principales responsables de tales acciones de Estados Unidos en asuntos relacionados con China. Entre ellos se encuentran Michael R. Pompeo, Peter K. Navarro, Robert C. O'Brien, David R. Stilwell, Matthew Pottinger, Alex M. Azar II, Keith J. Krach y Kelly DK Craft de la Administración Trump, así como John R. Bolton y Stephen K. Bannon. Estas personas y sus familiares directos tienen prohibido ingresar al continente, Hong Kong y Macao de China. Ellos y las empresas e instituciones asociadas con ellos también tienen prohibido hacer negocios con China."

Michael Richard Pompeo, alias Mike -en la foto con Donald Trump-, es un abogado y empresario que fue el secretario de Estado de USA, luego de haber sido director de la Agencia Central de Inteligencia (CIA). El objetivo de China es limitar su trabajo futuro en la actividad privada.

icon

"Jack Ma Yun, el maestro de inglés convertido en empresario detrás del gigante del comercio electrónico chino Alibaba, apareció durante un evento de bienestar social con temas de maestros rurales a través de un enlace de video el miércoles, según informes de los medios, su primera aparición pública desde que Alibaba estuvo bajo un escrutinio regulatorio más estricto en medio de los esfuerzos de la nación para frenar los monopolios basados ​​en Internet", reportó Global Times, del Partido Comunista Chino. Agregó: "El fundador de Alibaba asistió a la ceremonia del Premio a los Maestros Rurales Jack Ma a través de un video en el que se reunió con 100 maestros rurales de todo el país y dijo: "¡Nos volveremos a encontrar cuando termine la epidemia [Covid-19]!", según Tianmu News, un sitio de noticias de la provincia de Zhejiang, en el este de China, donde tiene su sede Alibaba. La ceremonia es un evento anual lanzado por la Fundación Jack Ma en 2015. Anteriormente se llevó a cabo en Sanya, provincia de Hainan del sur de China cada año en el tradicional festival chino Laba, y debido al Covid-19 se reorganizó como un evento en línea para el primera vez. El Festival de Laba cayó el miércoles de este año."

Jack Ma en el video difundido el miercoles 20/01/2021.

icon

China no logró su despegue gracias al Estado chino. China lo consiguió porque empresas privadas hicieran aportes no sólo financieros sino también de tecnología. Sin la incorporación de tecnología -en muchos casos, transferencia de conocimiento desde el extranjero- no hubiese ocurrido el milagro. El sector privado fue mucho más ágil que la burocracia estatal en la incorporación, adaptación, rediseño y aplicación de esas tecnologías, y ocurrió el nacimiento de una burguesía china más allá del Estado, que quedó vinculado a empresas de explotación de materias primas, industria pesada, transportes e ingeniería y construcción: la economía convencional. En la economía digital, más allá del supuesto aporte no confirmado del Ejército chino a Huawei -que bien puede ser sólo la excusa de Donald Trump-, ocurrió un boom del empresariado privado. Ahora todo ese esquema entra en crisis porque el comunismo ha decidido recuperar su memoria: nadie ni nada puede crecer más allá del Estado. Pero eso provoca desconfianza sobre la China que viene. Y aquí hay una pregunta: ¿podrá China mantener su ritmo de incorporación de tecnología o comenzará a ralentizarse en forma progresiva?

Jack Ma no estaría detenido sino en silencio para permitir una negociación con el Gobierno sin su presencia conflictiva hoy día. Sin embargo, es probable que haya se haya roto en forma definitiva entre él y la Administración Xi.

icon

No sólo Jack Ma recibe la aparente 'nueva furia' de Xi Jinping, aunque otros afirmarán, con fundamento, que es el rostro tradicional de China continental, país de partido político único, de libertades civiles limitadas, de derechos laborales mínimos y de propiedad privada condicional, sin libertades religiosas amplias ni permanentes e imperio de un conjunto de burócratas genuflexos que se agrupan en el Politburó del Partido Comunista Chino. Aclarado ese contexto, que Occidente intentó u ocultar u omitir durante su fallido intento de invasión comercial a China mediante la globalización, esfuerzo en el que fue derrotado por Beijing, vamos a las noticias:

El secretario de Seguridad de Hong Kong, John Lee, dijo que los detenidos tenían un plan para ganar 35 escaños en la Legislatura local y paralizar al gobierno de Hong Kong impidiendo la aprobación del presupuesto del gobierno y expulsar al director ejecutivo, "un plan organizado que hundiría a Hong Kong en un abismo": ¿un plan democrático? Obtendrían 35 escaños si los votaba la gente.

icon

En 2021 se cumplen 100 años de la fundación del Partido Comunista Chino, y este evento fue destacado por el presidente Xi Jinping en su discurso del 31/12/2020, en el que detalló varios objetivos y realizó una presentación de su enfoque sobre la coyuntura del país en medio de la guerra comercial con USA, que todo indica que seguirá.

Jiang Menglin, Cai Yuanpei, Hu Shih y Li Dazhao, iniciadores del marxismo chino.

icon

El Departamento de Comercio de USA ha colocado a Semiconductor Manufacturing International Corporation (SMIC) en su lista negra de exportación, apretando los tornillos del mayor fabricante de chips de China y aumentando las tensiones tecnológicas con Beijing. La acción de la Administración Trump obligará a cualquier proveedor estadounidense de SMIC a obtener una licencia del gobierno de USA antes de venderle a la empresa, consolidando las restricciones de exportación vigentes para otras empresas de tecnología chinas, incluidas Huawei y Hikvision.

Instalaciones de SMIC, en Shanghai, China.

icon

Xi Jinping debería haber aprendido hace tiempo que la Iglesia Católica Apostólica Romana no monopoliza el cristianismo. Apenas es 1 de las muchas expresiones del cristianismo. Cuando el Vaticano, luego de una larga negociación de más de 2 años, aceptó transigir con algunas demandas del Partido Comunista Chino a cambio de aumentar su participación en el mercado de la fe en China, Xi Jinping tendría que haber registrado que eso no le concedería una tregua con 'el cristianismo', solamente con los católicos apostólicos romanos. El tema es muy interesante por los sucesos en Hong Kong.

Joshua Wong Chi-fung. El Partido Comunista Chino creyó que al habilitar a la Iglesia Católica Apostólica Romana a tener sus propios obispos, en lugar de los obispos nombrados por el PCCh, podría calmar los reclamos de más libertad en China continental. De hecho, el Vaticano casi no mencionó las protestas democráticas en Hong Kong, a pesar de que militantes cristianos locales, incluyendo católicos, han sido activos simpatizantes del movimiento.