icon

Este largometraje que invita a una meditación sobre la soledad y la redención, el actor y director soportó un rodaje bajo cero, dominó los últimos efectos visuales y tuvo que sortear los protocolos de COVID-19 en el momento de postproducción. Fue una tarea desafiante para Clooney tanto dirigir como interpretar a Augustine, un astrofísico con una enfermedad terminal que vive en una estación de investigación del Ártico. El científico trata de comunicarse con los astronautas interpretados por Felicity Jones, David Oyelowo, Tiffany Boone, Kyle Chandler y Demián Bichir. Como coprotagonista, actuá la pequeña actriz de 7 años, Caoilinn Springall. Se puede ver en Netflix a partir del 23 de diciembre.

Clooney, de 59 años, informó a medios británicos que debió ser internado tras sufrir una pancreatitis por haber perdido casi 13 kilos para la película. le tomó pocas semanas recuperarse, pero “como director no es fácil porque necesitas energía” relató. También, contó que además de bajar de peso, estuvo mucho tiempo sin afeitarse para el personaje. Y cuando finalmente se sacó la barba, su esposa y su hija se alegraron.