icon

La Agencia Internacional de Energía (AIE) publicó hoy los datos acerca de las cantidades de dióxido de carbono liberado a la atmósfera durante el año pasado. A pesar de la baja por las restricciones iniciales de la pandemia, todo volvió a la 'normalidad' muy pronto.

La pandemia de COVID-19 provocó la mayor caída anual de las emisiones globales de dióxido de carbono desde la Segunda Guerra Mundial. Pero para diciembre volvió a empeorar.