icon

Los consejos directivos de CaixaBank y de Bankia, reunidos este jueves 17/09, han aprobado el acuerdo de fusión de ambas entidades. El encuentro ha durado más de 4 horas, avalando lo acordado por la ministra de Economía, Nadia Calviño, y el presidente de La Caixa, Isidro Fainé. La operación es un canje de acciones que valora Bankia en torno a los 4.200 millones de euros a través de una ampliación no dineraria que realizará CaixaBank. La valoración de Bankia es 30% superior al día en que se anunciaron las negociaciones pero muy inferior a los 24.000 millones que se inyectaron en el rescate de 2012 a través de la ayuda pública.

El 74% de la nueva entidad estará en manos de los accionistas del banco catalán. Su mayor accionista, Criteria (controlado por la Fundación La Caixa) pasará de tener el 40% de CaixaBank al 30% de la nueva entidad. El Estado que controla el 62% de Bankia, se quedará con el 16% de la nueva entidad. El Gobierno cree que ahora podrá recuperar gran parte de los 24.000 millones de dinero de los contribuyentes que están en el balance del nuevo N°1 en España. El frente Unidos Podemos, socios de Gobierno, se opuso a la venta de Bankia porque abogaba por un banco público, pero no tuvo apoyo su moción.