icon

En la Unión Europea, Google ganó la aprobación para la adquisición por 2.100 millones de dólares de la compañía de entrenamiento y salud Fitbit, algunos días despues de que los reguladores propusieran reglas más determinantes para frenar el avance de las gigantescas empresas de tecnología hacia nuevos servicios.

Sus promesas "se basan en las garantías que hemos hecho desde el principio de que estamos comprometidos a proteger la privacidad de los usuarios de Fitbit y continuaremos invirtiendo y apoyando a los fabricantes y desarrolladores", dijo la compañía.

icon

Si bien la Comisión Europea intervino en este caso, Google estará manejando mucha información sensible de los usuarios con respecto a su salud física. Por esta razón, Google remarcó que "el acuerdo es sobre dispositivos, no sobre datos". La Unión Eropea ha aceptado la compra de Fitbit por parte de Google, sin embargo se trazó una serie de requisitos que debe cumplir por 10 años, en consonancia con una Regulación propuesta recientemente en Europa para las empresas tecnológicas.

Cuando se trata de datos sensibles sobre la salud de las personas, Google recibió fuertes restricciones, puntualmente con respecto a la adquisición de Fitbit, empresa de tecnología cuyos productos estrellas son los relojes y pulseras inteligentes que proporcionan datos sobre la salud y actividad física de las personas.

icon

Si bien la película porno gay en la cual aparece el jugador de rugby australiano, Kurt Capewell, fue hace 8 años atrás, se encontró avergonzado al resurgir estas imágenes del filme en las redes sociales. Esta mala decisión cuando tenía 20 años lo está hundiendo ahora, pero salió a aclarar que, aunque aceptó participar en la filmación, no sabía que las imágenes se estaban filmando de una manera que sugiriera que estaba saliendo con un hombre.

Kurt Capewell, integrante del equipo australiano Penrith Panthers de 27 años, dice que notificó a la unidad de integridad de la Liga Nacional de Rugby (NRL) después de que imágenes de una película porno gay se pusieron a la venta el año pasado, sin embargo actualmente volvió a aflorar el tema en las redes sociales.

icon

Facebook impulsó hoy 21/8 una legislación que facilite a los usuarios transferir fotos y videos a una plataforma tecnológica rival, en comentarios que envió a la Comisión Federal de Comercio antes de una audiencia sobre el tema que tendrá lugar el 22 de septiembre.


La portabilidad de datos, considerada un remedio potencial para las grandes empresas de tecnología cuyo control del material de las redes sociales dificulta que los rivales más pequeños comiencen, se ha convertido en una parte clave del debate antimonopolio en Estados Unidos y Europa.

Facebook apoya un proyecto de ley de portabilidad que ya está circulando en el Congreso llamado Ley de Acceso de los senadores demócratas Richard Blumenthal y Mark Warner, y el senador republicano Josh Hawley. Requeriría grandes plataformas tecnológicas para permitir a sus usuarios mover fácilmente sus datos a otros servicios.