icon

El PCCh (Partido Comunista Chino) revisó sus restricciones sobre lo que sus miembros tienen permitido decir en público en una serie de regulaciones que los medios locales describieron como nuevas pautas sobre el acceso a la información y cómo manejar las quejas internas, como "impulsar la democracia dentro del partido".

En un esfuerzo por motivar a los cuadros jóvenes, las nuevas reglas estipulan que los errores relacionados con el trabajo ya no serán tratados como violaciones disciplinarias. Otro artículo dice que los miembros del partido tendrán derecho a proponer la destitución de sus líderes si pueden demostrar que son incompetentes.

El Partido Comunista Chino revisa las regulaciones que se le imponen a los miembros del partido, especialmente a los cargos más altos, en una búsqueda por mejorar el status de los jóvenes dentro del esquema.