icon

Se trata del Nipah, endémico del sur de Asia. Se originó en animales y saltó a humanos a través de murciélagos primero y cerdos después, de forma similar al coronavirus. Entre 2001 y 2011 murieron más de cien personas por esta enfermedad.

El huésped natural del virus Nipah es el murciélago frutero de la familia Pteropodidae, género Pteropus.