icon

La Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration) estadounidense ha ampliado su investigación a un evento adverso que involucra a un paciente en un ensayo de la vacuna contra el coronavirus que AstraZeneca está desarrollando con la Universidad de Oxford, según personas informadas sobre el asunto. La medida de la FDA es por un participante de un ensayo en el Reino Unido  que se enfermó con síntomas neurológicos inexplicables, que anteriormente se creía que eran consistentes con mielitis transversa, lo que provocó que los ensayos se detuvieran el mes pasado. La FDA "obviamente está siendo minuciosa" en su revisión, dijo una de las personas informadas sobre el asunto. Sin embargo, se consideró seguro reanudar los ensayos en el Reino Unido, Brasil y Sudáfrica, anunció AstraZeneca. “Los reguladores en cada país individual determinan cuándo pueden comenzar los ensayos y lo hacen en su propio marco de tiempo”, explicacó. Financial Times informó ya, con fuente en Moderna Therapeutics, que la vacuna no estaría lista antes de las elecciones estadounidenses. Stephen Hahn, comisionado de la FDA, dijo que la agencia se apegaría a sus criterios de aprobación de vacunas a pesar de la presión de Trump. Pero hay otras vacunas en desarrollo:

"Cuando sabemos definitivamente que X o Y no son lo que queremos, y queremos algo ligeramente diferente, se supone que el gobierno debe intervenir y modificar el comportamiento del mercado", dijo Peter Bach, director del Centro de Políticas y Resultados de Salud y del Laboratorio de Precios de Medicamentos del Centro Oncológico Memorial Sloan Kettering.

icon

USA ya superó los 200.000 muertos y hay elecciones en 6 semanas, con Donald Trump detrás de Joe Biden. La Casa Blanca necesita algunos golpes de efecto. La aprobación de la vacuna y la difusión de un plan de vacuación podría ayudar mucho a Trump. Sin embargo, los reguladores no parecen interesados en banalizar su trabajo.

Hasta que los miembros del comité aprendan más sobre las vacunas que podrían estar disponibles primero, no tomarán decisión alguna sobre plan de vacunación, anticipó The Wall Street Journal.

icon

El presidente de la empresa estatal China National Biotec Group, que integra la farmacéutica Sinopharm, Liu Jingzhen, aseguró que la vacuna contra el coronavirus en la que trabaja el grupo estará lista "probablemente en diciembre" a un precio menor de 1.000 yuanes las 2 dosis necesarias (US$ 144), según Global Times. La vacuna contra virus Covid-19 se empezará a comercializar una vez termine la Fase 3 de pruebas, la cual se está realizando en Emiratos Árabes Unidos, aseguró Liu. El agregó que el la prioridad para administrarla en China serán los estudiantes y quienes trabajen en las ciudades.

El proyecto de Sinopharm, desarrollado junto al Instituto de Virología de Wuhan y el Instituto de Productos Biológicos de la misma ciudad –filial de la empresa China National Biotec Group Company– ha concluido ya la Fase 1 y Fase 2 de ensayos clínicos. A fin de agosto concluirá la Fase 3 en Emiratos.

icon

Varias de las vacunas contra covid-19 están muy adelantadas en su desarrollo, saltando etapas en forma vertiginosa. Entre las que se encuentran más cerca de llegar a una venta al público ahora comienza a debatirse a qué precio. Se observa una gran dispersión. Probablemente unos y otros tengan que ajustar sus previsiones aunque también habrá que ver qué ventajas tienen unas vacunas sobre otras, y así buscar un equilibrio precio / calidad.

El precio propuesto de Moderna de US$ 50 a US$ 60 por tratamiento, o US$ 25 a US$ 30 por dosis, es más alto que el divulgado por Pfizer Inc y su socio alemán BioNTech en un acuerdo con el gobierno de Estados Unidos, que es de US$ 39 por tratamiento o US$ 19.50 por dosis.