icon

Mitsubishi Motors Corp. informó el lunes una pérdida de 176 mil millones de yenes (US$ 1,7 mil millones) para abril-junio, y pronosticó más tinta roja para el año fiscal, ya que la pandemia de coronavirus redujo la demanda de automóviles en todo el mundo.

El fabricante de automóviles japonés había publicado una ganancia de 9.300 millones de yenes para el primer trimestre fiscal del año anterior. Las ventas trimestrales disminuyeron 57% a 229.5 mil millones de yenes (US$ 2.2 mil millones).

En esta foto de archivo del 18 de enero de 2019, el CEO de Mitsubishi Motors, Osamu Masuko, habla durante una conferencia de prensa en su sede en Tokio.