icon

Hace pocos días trabajadores advirtieron que cientos de ejemplares estaban muriendo sin causa aparente. Se trata de un establecimiento en el centro de Lituania y quienes estuvieron en contacto con el sitio ya fueron aislados tras dar positivo de coronavirus.

Los visones son especies criadas para utilizar sus pieles como indumentaria. En la pandemia varios países debieron sacrificar millones de ejemplares porque trasmiten COVID-19 y desarrolan nuevas mutaciones.