icon

A pesar de sus esfuerzos por transmitir mensajes de amor y familia, Kim Kardashian y Kayne West se divorciarían por diferencias que no pudieron resolver ni con terapia. Ya han estado separado durante meses, él pasando mucho tiempo en su casa de Wyoming y ella en Calabasas con los niños. De hecho, Kim estaba lista para terminar el matrimonio en un momento, pero fue en ese momento fue cuando Kanye estaba pasando por un episodio bipolar grave y sintió que era cruel hacerlo cuando no estaba bien.

Kim Kardashian y Kayne West estarían en camino a un divorcio. Si bien no hay terceros en discordia, esta decisión estaría basada en diferencias en cuanto a estilo de vida hasta de política. Ya han estado separado durante meses, él pasando mucho tiempo en su casa de Wyoming y ella en Calabasas con los niños.