icon

Desde que Arabia Saudí organizó un boicot contra Catar, Irán ganó un interlocutor regional importante. Ahora, Donald Trump, quien mucho se ha esforzado por consolidar los intereses israelíes en la política exterior estadounidense, intenta reconciliar a Arabia Saudí e Israel y a Arabia Saudí y Catar, para así aislar aún más a Irán antes de marcharse de la Casa Blanca. Para ello, Trump envía a su yerno, Jared Kushner, a Catar y Arabia Saudí, según Axios.

Jared Kushner recibiendo un abrazo de su suegro, Donald Trump.