icon

En Argentina más del 33% de la población adulta tiene obesidad. Según una prestigiosa revista médica, los productores de alimentos comparten la responsabilidad de las devastadoras consecuencias de la COVID-19 a nivel global.

La obesidad es una pandemia de tipo no infeccioso que causa 2,8 millones de muertes anuales (datos de la OMS previos a la pandemia).

icon

En noviembre del año pasado la norma atravesó el Senado pero no logró llegar a la cámara baja para obtener la sanción. 

Existen varios modelos de etiquetado de alimentos, como los centrados en nutrientes, los que se enfocan en cantidades, los sistemas de semáforos o el sistema de advertencia. En México, Chile y Uruguay usan un sistema de advertencia con sellos octogonales negros con letras blancas. Este formato es fácilmente entendible para el comprador ya que indica claramente la presencia de nutrientes críticos. Se estima que este será el modelo a aplicarse en Argentina.

icon

La semana pasada Ginés González García se reunió con referentes de la industria alimenticia para involucrarlos en la creación de la norma.