icon

Robinhood Markets, Inc. es una empresa estadounidense de servicios financieros con sede en Menlo Park, California (USA), que gestiona activos por US$ 20.000 millones. Curioso el nombre elegido que, de alguna manera, explica la audacia de los hackers que atacaron su desktop. Casi 2.000 cuentas de Robinhood Markets se vieron comprometidas en una ola de piratería reciente que desvió los fondos de los clientes, una señal de que los ataques estaban más extendidos de lo que se sabía anteriormente.

Imprescindible estar preparado para un ataque hacker, en especial cuando se tienen cuentas de terceros.

icon

La justicia alemana anunció la detención del exjefe de Wirecard, Markus Braun, y de 2 de sus directores, como parte del escándalo de presunto fraude contable de esta empresa de pagos en línea. "La amplia investigación de la Fiscalía de Múnich demostró que los cargos contra los acusados se han extendido considerablemente", declaró un portavoz de la fiscalía. También fue detenido otro sospechoso, identificado como director ejecutivo de Cardsystems Middle East FZ-LLC, una filial de Wirecard en Dubai. Wirecard, una empresa que cotizaba en la bolsa de Fráncfort y que se declaró en quiebra el mes pasado, es sospechosa de haber inflado sus cuentas con fondos ficticios en Filipinas por un monto de 1.900 millones de euros. Los responsables de la empresa comenzaron hace más de un lustro a inflar su balanza contable y su facturación, inventándose para ello ingresos que nunca existieron y que se encontraban teóricamente depositados en dos fondos ficticios de Filipinas. El objetivo habría sido presentar a la empresa como más sólida y atractiva de lo que realmente era para atraer a inversores y nuevos clientes. 

Markus Braun es un inversor tecnológico austriaco y emprendedor digital. Desde enero de 2002 hasta junio de 2020, fue CEO y CTO de Wirecard AG. Graduado de la Universidad Técnica de Viena con un título en informática comercial, obtuvo un doctorado en Ciencias Sociales y Económicas de la Universidad de Viena en 2000. Entre 1998 y 2001, trabajó con KPMG Consulting AG en Munich. Entonces él se unió al consejo de administración de Wirecard AG y se convirtió en CEO y CTO de una de las plataformas digitales más grandes del mundo en el área de comercio financiero, una de las 30 empresas más valiosas de Alemania en el mercado bursátil alemán (DAX) y clasificada entre las "100 empresas de crecimiento más innovadoras del mundo" por la revista Forbes.