icon

El canal de noticias estadounidense Fox News era el exitoso vocero de las ideas conservadores en USA. Luego, jugó con Donald Trump y el público conspiranoico. Pero la derrota de Trump en los comicios fue incontrastable, ningún medio de comunicación puede ignorarlo a menos que cruce la línea roja y se convierta en un vocero partidario -en este caso, 'trumpista'-, y Fox News, empresa de News Corp., que cotiza en varias Bolsas, decidió mantenerse dentro del periodismo conservador. La consecuencia fue que el público conspiranoico le da la espalda. Gente delirante que quiere que el canal afirme que Trump ganó pero fue estafado y todas esas tonterías que algunos blancos y cristianos quieren afirmar. El caso es muy interesante porque obliga a pensar en la Argentina, donde el público amante de la grieta -porque sus neuronas no dan para alguna acción más honesta e inteligente- condiciona a los canales que aceptaron ubicarse en ese juego perverso y hasta suicida para un medio de comunicación. El diario The Washington Post estudió el fenómeno:

Greg Kelly, estrella de Newsmax.

icon

Después de las elecciones estadounidenses, Donald Trump se peleó con su viejo amigo: Fox News, de News Corp., el multimedios de Rupert Murdoch. Desde entonces se especula con la posibilidad de que Trump inicie su propio canal de noticias mientras que otros afirman que le convendría hacer las paces con Fox News. Anna Nicolaou, James Fontanella-Khan y Alex Barker analizaron para Financial Times las opciones que tiene Trump y cuál sería su mejor decisión.

Donald Trump durante una entrevista en el programa de Ainsley Earhardt, 'Fox & friends'.

icon

La petición en línea lanzada por el ex primer ministro Kevin Rudd acusó a News Corp., de Rupert Murdoch, de "cáncer en nuestra democracia" que opera un "monopolio" efectivo. Desde hace años que Murdoch logra impedir / evitar cualquier objeción a su imperio australiano.

Rupert Murdoch y Jerry Hall