icon

Revela The Wall Street Journal que Darren Woods, de Exxon; y Mike Wirth, de Chevron, hablaron en 2020 sobre una eventual fusión de sus empresas, lo que si se concretara resultaría en una de las fusiones corporativas más grandes de la historia.

Darren W. Woods, N°1 de Exxon. Muchos inversores, analistas y ejecutivos de energía han pedido la consolidación de la atribulada industria del petróleo y el gas, argumentando que reducir los costos y mejorar la eficiencia operativa ayudaría a las empresas a sobrellevar la recesión inducida por la pandemia.

icon

La Royal Dutch Shell (Compañía Real Neerlandesa Shell, en neerlandés, Koninklijke Nederlandse Shell) es una empresa de hidrocarburos anglo-neerlandesa creada en 1907 por la fusión de la Real Compañía Neerlandesa de Petróleos y la Compañía Shell Transport and Trading Company Ltd., para competir contra la estadounidense Standard Oil. El petróleo era el gran tema de la economía del siglo 20. El petróleo se preparaba para reemplazar al patrón oro como palanca de las monedas importantes, como el dólar. Pero hoy día, el petróleo está en retroceso, y eso impacta en las petroleras. Ya ocurrió con BP, que decidió reconvertirse hacia las energías limpias. Ahora el debate llegó a Shell.

Ingeniero químico Bernardus Cornelis Adriana Margriet van Beurden, CEO de Royal Dutch Shell plc. Parece un hombre dubitativo sobre el futuro. En la foto con Mauricio Macri, en Davos 2016.

icon

Las perspectivas de los precios del petróleo durante la próxima década de Exxon Mobil (-2%) se redujeron según unos documentos internos de la compañía. Exxon rebajó sus expectativas como parte de un proceso interno de planificación financiera realizado en estos últimos tres meses. Específicamente los precios futuros del crudo se redujeron entre un 11% y un 17 por ciento para cada uno de los próximos siete años.

Exxon rebajó significativamente sus expectativas para los precios del crudo durante la próxima década. Esto muestra un pronóstico pobre y una pandemia que dejará una huella.

icon

Desde Boeing, Carnival Corp. y Delta Air Lines Inc. hasta Exxon Mobil Corp. y Macy's, muchas de las empresas más emblemáticas del país no ganan lo suficiente para cubrir sus gastos por intereses (un criterio clave, como la mayoría de los expertos del mercado definirlo, para el estado de zombi).

Las empresas zombie en USA han acumulado una deuda de 1.4 billones de dólares, dejando una huella en la economía del país americano.

icon

Exxon perdió alrededor de US$ 680 millones en el 3er trimestre porque la pandemia reduce los viajes en todo el mundo, disminuyendo la necesidad de combustible. Los ingresos cayeron a US$ 46.2 mil millones, cayendo por debajo de la línea de los US$ 65,05 mil millones, las ganancias del mismo trimestre pero del 2019.

Exxon y Chevron perdieron dinero en este 3er trimestre pero si lo comparamos con los números terroríficos del 2do trimestre, este se convierte en una fiesta.

icon

“Exxon era una superpotencia en todos los sentidos de la palabra: una acción de 1ra. clase que repartía dinero año tras año, con una tarjeta de presentación para líderes extranjeros que rivalizaba con los mejores diplomáticos internacionales, y con un conocimiento geopolítico que superaba a la mayoría de las agencias de inteligencia”, recuerda Amy Myers Jaffe, profesora de The Fletcher School, en Tufts University. “Fue una de las apuestas más seguras en Wall Street. Pero ya no tiene este estatus”. Incluso antes de que el coronavirus destruyera la industria petrolera mundial, ExxonMobil, una vez la más valiosa del mundo por capitalización de mercado, estaba luchando. La pandemia golpeó duro. En marzo, las agencias de calificación lo rebajaron; en agosto perdió su lugar en el Dow Jones Industrial Average. Y una vez famosa por sus altos márgenes y bajo apalancamiento, ExxonMobil ahora está sumida en una deuda y quizás una 3ra. pérdida trimestral consecutiva.

ExxonMobil se aferra a los combustibles fósiles, una apuesta cada vez más riesgosa.

icon

El S&P 500 se mantuvo cerca de niveles récord nuevamente hoy 18/8, estableciendo un nuevo máximo intradiario histórico mientras las acciones continuaron su notable repunte de sus fuertes caídas a principios de año.

El índice amplio del mercado de valores subió hasta 3394,99 en las operaciones matutinas, eclipsando su máximo intradiario anterior de 3393,52 establecido en febrero antes de que la pandemia de coronavirus enviara ondas de choque a la economía y los mercados financieros. Recientemente, el índice bajó menos del 0,1% a 3381,58.

Los inversores esperan nuevos desarrollos sobre el paquete de estímulo y las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China.

icon

Los futuros del  S&P500 alcanzaron un máximo histórico hoy 11/8 impulsado por las FAANG -Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google-. Lo venimos diciendo, el hecho de que tan pocas empresas impulsen Wall Street a sus máximos históricos es una mala señal para el mercado. Compañías como Microsoft, Berkshire, JPMorgan, Exxon, Johnson & Johnson y Bank of America son algunas de las que también componen el elenco de entidades del famoso S&P500. Veamos algunos detalles.


Wall Street abre con el Nasdaq cayendo mientras el S&P500 y el Dow aumentan.