icon

Los ensayos clínicos demostraron que la solución es segura y eficaz. En el país se registraron 207 reacciones adversas, tres graves y dos muertes de personas de 50 y 63 años.

Todavía no se pudo establecer una relación causal, pero ambos habían recibido la dosis días antes de morir. Además tenían enfermedades de base.

icon

Se trata de una de las cuatro vacunas del país contra la COVID-19. El mes que viene iniciará la fase tres de ensayos clínicos con 150 mil voluntarios. Es la primera latinoamericana en llegar a esta etapa.

Las dosis se fabrican para utilizarlas en la fase III de los ensayos clínicos que comenzarán en marzo próximo.

icon

En Argentina se pueden vacunar con Sputnik V las personas embarazadas, en período de lactancia, inmunocomprometidas o con enfermedades autoinmunes, dado que la plataforma no es virus vivo ni atenuado. 


Cuatro mil voluntarias de nueve países probarán si la vacuna es eficaz para proteger a las madres y al feto, pero no tiene la intención de establecer si la inmunización alcanza a los bebés después del nacimiento.