icon

Tras el conflicto político danés, se acordó desenterrar a los ejemplares que quedaron bajo tierra para incinerarlos. La industria tendrá prohibido criar estos animales hasta después del 2021.

Dinamarca ya sacrificó más de 15 millones de visones, criados por industrias que utilizan sus pieles como productos.

icon

No hay información científica aún acerca del contagio de gatos con coronavirus en Dinamarca. Sí se sabe que hubo visones con el nuevo coronavirus, y que la cepa dentro de los visones mutó hacia una llamada Cluster 5. De inmediato, Dinamarca procedió a un exterminio de visones, sin importarle diferenciar entre contagios y no contagios, porque se consideró prioritario impedir de cuajo cualquier contaminación. Pero ahora se sabe que también se han exterminado los gatos en esas granjas. El alcance de esto no tiene aún precisiones.

Visones sacrificados en Dinamarca.

icon

Hay críticas para con el danés Statens Serum Institut (SSI) por haber proporcionado información absolutamente crucial sobre el visón y el coronavirus, informó el diario Berlingske. En tanto, no cesa el debate sobre cuál es la indemnización correcta por la masiva matanza de visones a causa de que en algunos de ellos se encontró el nuevo coronavirus.

Visones sacrificados en Dinamarca. Consulta: la persona que se asome ¿no debería tener alguna prevención considerando el contexto?

icon

Casi al mismmo tiempo Israel y Dinamarca decidieron la reapertura de su enseñanza presencial. Pero Israel fracasó y Dinamarca tuvo éxito, resultando un caso emblemático para varios países.

El Gobierno danés puso a disposición de las escuelas hoteles, bibliotecas, museos o centros de conferencias cercanos a su zona de influencia para descongestionar los centros escolares.